domingo, 17 de enero de 2016

ADELANTO COMO EL CÓNDOR (Resurreción #2)



¡Hola a todos!

Sí, he vuelto, las horas para mí ahora son escasas, pero no, no he dejado a un lado mi mayor y favorito pasatiempo que es escribir... Así que... Les traigo este jugoso pero encantador adelanto del segundo libro de la trilogía Resurreción: "Como el Cóndor".

Aviso que trae SPOILER... 

Así que a leerlo bajo su responsabilidad.


ADELANTO #1


─Se llama arrepentimiento ─escucho su voz suave y ronca en mi oído, un escalofrío recorre mi piel y hago un esfuerzo sobre humano para no temblar. Aprieto la mandíbula y respiro hondo para no dejar que me afecte. Echo un vistazo a mis periferias y veo sus brazos musculosos apoyados en la pared donde me encuentro, uno a cada lado de mi cabeza. Me tiene encerrada.

─No me arrepiento de nada ─contesto, aunque ni siquiera yo me creo eso.

─Frustración y arrepentimiento, eso es lo que saca la furia de ti, y me culpas, me culpas por lo que te sucede, pero sabes que no es cierto, todo es culpa tuya… Asúmelo ─susurra en mi oído nuevamente y aprieto los ojos sintiendo una irritación en ellos.

─¿Por qué no sólo anulas nuestro contrato y no nos vemos nunca más? ─susurro de vuelta aún con la frente pegada a la pared.

─¿Es eso lo que realmente quieres? ─pregunta y esta vez siento su lengua húmeda jugar con el lóbulo de mi oreja izquierda, me muerdo el labio rápidamente para evitar que un gemido salga de mi boca─. Dime, Tate, ¿Es eso lo que deseas?

Es entonces cuando un brazo de Nate se despega de la pared y su mano acaricia mi costado derecho sin dejar de jugar con mi oreja con su lengua caliente y húmeda.

Enrosca su brazo juguetón en mi cintura y me da la vuelta para colocarme contra la pared y verme directamente a los ojos, su expresión ya no es de despreocupación, es intensa, la mirada que siempre he amado de él, aquella que me hace sucumbir a su ser, su esencia, su masculinidad… Necesito alejarme desesperadamente de él, pero no puedo, lo necesito.

Echo mi cabeza para atrás alejando así mis ojos de los suyos y clavando la mirada a su techo liso blanco, es entonces cuando su lengua decide que es hora de jugar también con mi cuello expuesto, desde mi esternón, Nate desliza su suave lengua hacia arriba hasta mi barbilla, dejando rastro de pequeños besos durante el camino, tiemblo, y sé que él lo nota, porque seguidamente siento su mano tomando mi mentón para bajar mi cabeza.

─Ojos en mí ─ordena y entonces, deja caer su toalla en el suelo, devuelvo mi mirada a su rostro porque no quiero ser testigo de su excitación, me siento aún en fase de negación, pero Oh, Dios, lo deseo tanto...

Nate toma una de mis manos y la posa sobre su duro y perfecto pecho donde termina su tatuaje, mis dedos automáticamente se flexionan sobre sí, entonces comienza a bajarla lentamente por su cuerpo sin quitar su ojos de mí, evaluando mi reacción. Trago duro tratando de calmar mi excitación.

Su mano desciende guiando la mía a través de sus abdominales perfectamente trabajados hasta su bajo vientre donde se detiene, no me obliga a más y yo no me atrevo a más. Todo esto… Todo esto que él me está obligando a tocar era mío, pudo ser mío pero preferí algo más, y ahora tengo que estar sola, por él.

Bajo la cabeza, cierro mis ojos y apoyo mi frente en su pecho, parece descolocarlo un momento, pero luego me rodea con sus brazos y nos fundimos en un dulce y cálido abrazo, coloco mis manos en puños sobre su pecho y aprieto mis ojos.

Ira, eso es lo que siento, frustración por no tener por primera vez el control de mi vida, es saber que lo tuve todo delante de mis ojos y no lo vi, que estaba completa, me sentía bien… ¡Y lo dejé ir! Todo es mi culpa, mi infelicidad, su infelicidad, la frustración y todo el miedo es mi jodida culpa, él sólo ha tenido la culpa de enamorarse de la peor persona, la más egoísta y estúpida: Yo.

Maldita sea.

Entonces algo que no pensé que pasaría, sucede… Sin darme cuenta, algo húmedo resbala por mi mejilla.

─¿Qué…? ─susurro echándome hacia atrás boquiabierta y pasando mi mano donde he sentido la sensación, es entonces cuando me doy cuenta la irritación de mis ojos, y una segunda cosa húmeda resbalar por mi otra mejilla.


─Tate… Tú… ─empieza a decir Nathaniel perplejo pero niego con la cabeza, no, esto no puede estar pasando…



PRONTO BOOKTRAILER

5 comentarios:

  1. Chica, dejame decirte que el primero me encanto, lo acabo de terminar de leer.
    No puedo esperar a que salga éste completo *—*.

    ResponderEliminar
  2. Yo...yo no sé que decir, yo vi una imagen de una frase en un grupo de lectoras en el cual estoy y me fascino tanto que tuve que leerlo, el primer libro lo acabo de terminar ayer y ya tengo unas ganas inmensas de leer el siguiente pero sé que tengo que ser paciente y eso haré, y este adelanto me deja tranquila hasta que salga Como el Condor. Nos vemos, saludos.

    ResponderEliminar
  3. el primer libro me dejo perpleja y las ancias me estan matando por leer el segundo espero lo termines pronto saludos 😀

    ResponderEliminar
  4. el primer libro me dejo perpleja y las ancias me estan matando por leer el segundo espero lo termines pronto saludos 😀

    ResponderEliminar